Net Art

NET ART

Marcel Duchamp, aparte de ser un gran artista, fue el que propuso de manera proyectual la idea de crear arte en la red, con sus serie de tarjetas postales “Rendezvous of 6 February, 1916”[1], pero en los 70’s surge ya consolidado con el mail art.

  El origen de término net.art, se debe al artista esloveno Vuk Cosic. Quien en 1995  recibió un mail, que no pudo ser interpretado por error de hipertexto y un fragmento de el, fue:

[…] J8~g#|\;Net. Art{-^s1 […]

Así que decidió darle ese nombre a su nuevo proyecto. Pero esto se remonta a 1994, donde David Blair realizó un proyecto de cine interactivo en Internet, donde la trama depende de las instrucciones dadas por el usuario. También está el proyecto de Ken Goldberg, quien dio la capacidad a los WEBSURFERS de modificar un entorno lejano desde uno virtual, mediante el uso de un robot teledirigido.

“El usuario deja su papel de espectador pasivo y la interactividad, mayor o menor, se convierte en una de las características clave del net.art.”[2]Es así como en 1995 el net art se define, y se fundamente en la preocupación que existe de la pérdida del individuo sobre los objetos electrónicos. Algunos personajes que se destacan de esta época son: – Heath Bunting que crea Visitor’s Guide to London, “una guía subjetiva e incompleta que, a través de 250 parajes de valor antihistórico, propone un tour psicogeográfico de Londres, para extranjeros no visitantes”.– Michaël Samyn, artista y diseñador belga, fundador del colectivo Group Z, que presenta Love, un proyecto que explora las nociones de público y privado, ofreciendo diferentes puntos de vista acerca del amor, desde la margarita deshojada electrónicamente, hasta las citas del Marqués de Sade. Además de navegar por las atractivas imágenes de la web, el usuario puede participar aportando sus secretos y deseos más íntimos y leer los de los demás visitantes.– Julia Sher, que enfoca con ironía en Securityland, donde el usuario puede interactúar en diversos entornos y es sometido a un disparatado interrogatorio.– John Tonkin, que en su proyecto Elective Physiognomies reflexiona sobre el cuerpo, la identidad y los estereotipos, que interesa a muchos artistas independientemente del soporte utilizado.– Goldberg continua el discurso empezado con The Mercury Project, en Telegarden, una instalación “artística, orgánica e interactiva”, que forma parte de la exposición permanente del Ars Electronica Center de Linz en Austria. Se trata de un pequeño jardín donde, desde entonces, gracias al brazo móvil de un robot jardinero, los internautas pueden plantar semillas, regarlas y controlar su crecimiento mediante una videocámara.– El ruso Alexei Shulgin y el esloveno Vuk Cosic lanzan Refresh, una cadena de páginas web de proyectos artísticos, enlazadas entre ellas, que se actualizan automáticamente cada 10 segundos, catapultando al usuario de un lado al otro del planeta.– Jenny Holzer, como muchos creadores, independientemente del ámbito artístico del que proceden, quieren experimentar con este nuevo medio. Jenny Holzer pasa de la pintura abstracta a la pintura de ideas con Please change belief, que propone una lista de conceptos y lugares comunes, que el usuario puede ampliar o modificar.[3]Un año mas tarde, el net art se convierte en una entidad por llamarlo así capaz de cambiar la forma de contar una historia, ya que éste se reinventaba a si mismo con proyectos como “Bodies incorporated”, de Victoria Vesna (“donde invita al visitante a construir su cuerpo virtual, eligiendo tanto sus características físicas como temperamentales, con el objetivo de investigar las problemáticas vinculadas a las comunidades on line.”[4]) En 1997, el internet y el net art llegan a crear un ambiente para los cibernautas, donde el anonimato, y muchos otros comportamientos son admisibles, es el clímax de éstos 2. Pero solo en 1998 se llega a la primera exposición en línea.En el año 1999, se enfrenta a problemas de comercialización, plagio, reciclaje y derechos de autor, aparte que el arte tradicional se siente relegado y empieza su batalla.”Con el objetivo de rescatar el primer espíritu del net art, aparece en el año 1999, 0100101110101101.org,3  que era un grupo de artista italianos que buscaban llegar a las raíces de este arte y dejar libre al usuario, para que pudiera apreciar y aprehender libremente la obra.  Para cerrar esta discusión durante una manifestación shulgin en compañía de Bookchin, crean introduction to net.art 1994-1999, un manifiesta que según ellos era irónico y serio a la vez, lo hacen de manera  grabada, en lápidas de piedra  e hipertextoYa para finales del 2001, Rebecca Allen con su “emergence project” donde en un entorno virtual pero dotado de emociones que son dadas por el usuario fusiona el arte electrónico con el net art.

Después de conocer en breve las generalidades del net art, me gustaron 2 obras en especial:

ü       Alexei Shulgin hizo el dispositivo FuckU-FuckMe, que en mi opinión es el mejor invento del mundo, bueno de los mejores inventos del mundo,  es decir, a que mente bizarra, enfermiza y genial se le ocurriría hacer eso?…pues a Shulgin. El dispositivo consiste en 2 aparatitos que se asemejan a una cajita rectangular. Uno para ella y otro para el, se conectan a Internet por medio de protocolos TCP/IP, osea cualquier conexión a Internet. Cada uno esta diseñado para ser penetrado o para penetrar a la otra persona. Tiene su propio software de soporte y navegación. Los 2 aparatos valen 500 dólares, y recomiendan el uso de condón por condiciones de salubridad.

Ahora esto si es sexo virtual, y me parece magnífico, pero crea un paradigma: Será este el futuro del sexo a distancia?, será el uso de esto considerado como infidelidad? Me tomaré el atrevimiento de responder estos interrogantes desde mi punto de vista.

El sexo a distancia por medio de estos dispositivos es mejor que el sexo telefónico, y al menos se crea una cierta conexión con la otra persona, y eso es mejor que nada….o que lo reemplacen a uno por otro, de este modo, la frase amor de lejos: amor de cuatro, quedaría relegada a: amor de lejos: amor por módem y así felices los dos. En cuanto a si esto se considera infidelidad de hacerlo con otra persona? Es relativo, por que?. Es simple, llevas 2 años en un noviazgo, amas y adoras a tu novia, y llega una mujer espectacular de Europa oriental, y te manda una maquinita de estas, y es solo por diversión. Entonces si no se inmiscuyen sentimientos, es perdonable. Pero que pensará la otra persona?….es acaso el sexo con la otra tan aburrido que prefiere hacérselo a una máquina? Es una respuesta difícil de contestar, hay que considerar los sentimientos de la otra persona.Para concluir este dilema me limitaré a decir que si uno es devoto a la otra persona, no necesitará de una máquina u otro medio virtual para “desfogarse” o darle un “respiro” a la relación.Por otro lado tener la oportunidad de vivir esta experiencia que se propone acá, seria genial no por “estar” con otra persona, sino por el hecho de llevar la virtualidad al extremo.

Pero será este el futuro que nos espera?[5] 

ü       “ Otro proyecto que me fascino también fue: el “404, de la pareja belga-holandés Jodi, es una obra de culto que hay que situarla en un entorno en el que algunos artistas aprovechan los posibles errores e imprevistos del lenguaje hipertextual, para construir proyectos de gran impacto gráfico. En ellos el usuario está casi obligado a luchar en contra de una página cuyas funciones no acaba de entender. 404, que se llama así porque la primera página que aparece es la del célebre error “404 URL not found”, está en esta línea, realizada en imágenes de baja resolución, con páginas que se cargan rápidamente, falsa interactividad y empleo atípico de las herramientas, desde el lenguaje HTML o ASCII hasta los virus que utilizan “para realizar divertidos efectos especiales”. Jodi encabeza una tendencia (que más adelante se definirá hacker art).””[6]Quien imaginaría que un error de hipertexto podría convertirse en una alegoría de las malas comunicaciones que entablamos los seres humanos? 

BIBLIOGRAFÍA 

ü    http://encina.pntic.mec.es/jarv0000/historia.htm

ü    http://www.calarts.edu/~line/history.html

ü   tp://404.jodi.org/ae/

ü      p://www.fu-fme.com/index.html

ü       http://www.bodiesinc.ucla.edu/frames1.html

ü       http://www.0100101110101101.org/projects.html


[1] http://encina.pntic.mec.es/jarv0000/artnetespa.htm

[2] Douglas Davis reflexiona sobre los cambios que esto comporta para el autor de una obra, en The World’s First Collaborative Sentence, un documento multimedia, cuyo desarrollo y ampliación depende del público que, desde entonces, puede aportar (http://ca80.lehman.cuny.edu/davis/writesentence.html) textos, sonidos, imágenes y vídeos . http://encina.pntic.mec.es/jarv0000/artnetespa.htm

[3] http://encina.pntic.mec.es/jarv0000/artnetespa.htm

[4] http://encina.pntic.mec.es/jarv0000/artnetespa.  Su obra se puede consultar en la siguiente dirección. htm, http://www.bodiesinc.ucla.edu/

[5] http://www.fu-fme.com/index.html

6 http://404.jodi.org/ae/

~ by Sebastián Fonseca Trujillo on November 21, 2007.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: